La música folklórica: expresión de vida y sentimientos (1964)

LADO A 

  1. LA CREACIÓN, décimas a lo divino.
  2. YO ME CRIE EN LA MONTAÑA, tonada-canción.
  3. LOS FATALES, cueca.
  4. DESPIERTA, QUERIDA DUEÑA, esquinazo.
  5. SOLITARIO Y TRISTE, "valse".
  6. ADIOS, PUERTAS DE MI CASA, despedimento.
  7. EL AMOR COMO LAS FLORES, cueca.

LADO B

  1. REMUELE TU CABALLO, HUASO, tonada.
  2. A LAS ORILLAS DE UN RIO, tonada-canción.
  3. EL PALOMITO, polka.
  4. LOS CAZADORES, refalosa.
  5. ADIOS, PRENDA DOLATRIDA, tonada.
  6. LA CALANDRIA, vals.
  7. LOS MIRONES, cueca

Integrantes: Lidia Durán, Ana María Báez, Mariela Ferreira, María Espinoza, Jaime Rojas, Mario Sánchez, Arturo Urbina y Recaredo Rodríguez. 

Nota de la Dirección Artística. El orden asignado a los temas en este disco, según el detalle precedente, obedece a una necesidad programático-auditiva. El señor Jaime Rojas, director del Conjunto Cuncumén, comenta el material musical, clasificándolo según su origen y contenido.

"Va sereno el caminante

por los caminos de Chile,

caminos de tierra nueva,

senderos de pueblo libre.

Va sereno y va cantando

Y una sombra lo persigue".

Roberto Meza Fuentes ("Cinco Romances de la Patria")

El paisaje de Chile es múltiple y desafiante. El hombre de este suelo vive rodeado de una naturaleza alocada y de dramáticos contrastes. De carácter introvertido y oculta sensibilidad, expresa sus sentimientos y esperanzas a través del canto. Canto hecho principalmente de la mezcla de los cantares y decires de sus antepasados conquistadores con las cadencias y decires autóctonos.

Del español y del indígena nació la raza. Del romance caballeresco y las voces aborígenes surgió el "pueta", autor espontáneo y anónimo de versos y leyendas. El "pueta" cantó a la vida, al amor, a la alegría, al desengaño, y como heredero directo de un fatalismo ancestral cantó en las horas de muerte y de dolor.

Canto que es como la arcilla gredosa de los cerros costeros. Cada artífice le da forma distinta, pero continúa siendo lo que es: tierra y tradición.

Canto que tiene sabor a salitre y misticismo en el Norte Grande; que es caprichoso como un arroyuelo cordillerano en la Región Central; que es brioso y orgulloso de su estirpe hispánica en el extremo Sur.

Canto que se dice con el alma y se entona con el corazón abierto.

Canto que durante décadas permaneció olvidado, adquiriendo nuevos matices y sabores, como mosto cerruco enterrado en el tiempo.

Hoy felizmente ha vuelto la luz.

Y quizás, pasado algún tiempo, podamos decir, emulando un poco al cantor popular, que este país está hecho de montañas altivas, de mares, azulados, de jirones de cielo... y de un puñado de canciones.

Presentamos aquí algunos resultados de nuestra labor de investigación del canto folklórico de la Región Central.

Pretender hacer una clasificación de estas expresiones musicales es, dado su carácter, imposible.

Pero si quisiéramos darles un orden de presentación, considerando el canto folklórico como expresión de vida y sentimiento, podría ser así:

VIDA, AMOR, MUERTE Y DESENGAÑO

"La creación", décimas a lo divino, recopiladas en Campanario, provincia de Concepción. Fundamento: versos a la creación del mundo y al pecado original.

"El amor como las flores", cueca. danza tradicional común a todo el territorio nacional. Presenta modalidades musicales y coreográficas de acuerdo a circunstancias geográficas o interpretativas. Versión recopilada a San Javier de Loncomilla.

"Yo me crié en la montaña", tonada-canción recogida en Campanario, de doña María Leonor Rivas. Atendido su texto, podríamos catalogarla como tonada-canción de desengaño.

"A las orillas de un río", tonada-canción de la provincia de Talca, enseñada al Conjunto de don Carlos Concha. Expresión folklórica en que el tema está dedicado a cantar al amor ausente.

"Adiós, prenda dolatrida", tonada recopilada en Alhué, provincia de Santiago, de don Celindo Maldonado. Dado su carácter, podríamos llamarla tonada amorosa de despedida.

"Adiós, puertas de mi casa", despedimento. Del ceremonial del "Velorio de angelito". Recopilado de cantores populares en Campanario, provincia de Concepción.

"Un niño inocente que no pecao puee verle el rostro al Señor, ¿Y a qué cosa más grande puee aspirar una maire? Arroíllese, Carme, y dele gracias a Dios por el bien que le hace, y cante porque su niño está glorioso..."

Antonio Acevedo Hernández ("Retable Pintoresco de Chile")

"Los fatales", cueca recopilada en Alhué, de don Celindo Maldonado. 

ALEGRIA FIESTA EN UN SALON CHILENO A COMIENZOS DE SIGLO 

Principios de 1900. imperan en el ambiente polkas, mazurcas, cuadrillas, valses y cantares llenos de ingenuo y rebuscado romanticismo.

Vistos a la distancia, hoy nos parecen siúticos y amanerados, pero, sin embargo, traen el recuerdo nostálgico de una época lejano que muchos añoran aun. 

"Solitario y triste", "valse" recopilado en Campanario, de doña Juanita Morales.

"La calandria", vals del Valle de Elqui, entregado al Conjunto por doña Isolina vda. de Rodríguez.

 

"Los viejos valses llevaban en sus notas toda una magia que todavía nos hace volar".

Luis Durand ("Paisajes y Gentes de Chile")

"El palomito", polka. Es muy común en el folklore encontrar una misma letra en distintas modalidades musicales. Esto ocurre con el texto de esta polka, que se adaptó al ritmo imperante en el momento. Versión recopilada en Campanario, de doña Juanita Morales.

FIESTA EN EL CAMPO

"Este aire rural tiene más canciones que los otros que dijimos. Las mujeres deshierban, podan y vendimian entre canto y momento."

Gabriela Mistral ("Recado Contando a Chile")

"Despierta querida dueña", esquinazo o tonada de saludo, recopilada en San Javier de Loncomilla, provincia de Talca.

"Remuele tu caballo, huaso", tonada de trillas. Recopilación hecha en la provincia de Concepción, de doña María Leonor Rivas.

"Los cazadores", refalosa. Danza tradicional de la Patria Nueva, según versión recopilada en San Javier de Loncomilla.

"Los mirones", cueca recogida en Campanario, de doña Juanita Morales y de doña Maria Leonor Rivas.

Jaime E. Rojas Astudillo.

Santiago, julio de 1964

LA MUSICA FOLKLORICA, EXPRESIÓN DE VIDA Y SENTIMIENTOS

El Folklore de Chile. Volumen XIII. Conjunto Cuncumén. EMI Odeón Chilena. LDC-36392. 1964. 33 1/3 RPM. LONG PLAY. Alta Fidelidad. Marca Registrada; Fabricado y Distribuido por Industrias Eléctricas y Musicales Odeón, S. A. – Casilla 186-D – Santiago (Chile)

VOLVER