Folklore por el Conjunto Cuncumén (1961)

LADO A 

  1. AY DE MI QUE HE DE VIVIR. Canción del salón.
  2. EL CUANDO. Danza de la época colonial.
  3. ‘TABA LA PEQUENA UN DIA. Pequén.
  4. VIDE VOLAR UN PALOMO. Canto a lo divino.
  5. DEL MIRATE Y NO MIRARTE. Tonada.
  6. LA SIRILLA. Danza de Chiloé.
  7. LAS CUATRO ESQUINAS. Cueca en guitarra transpuesta.

LADO B

  1. EL COLCHON. Refalosa recogida por Margot Loyola.
  2. SUPIERA QUE TU ME AMABAS. Sombrerito.
  3. PRETENDO DE HACER UN RAMO. Chapecao.
  4. YO SIENTO Y NOS SE LO SIENTO. Tonada recogida por el conjunto en Bulnes.
  5. TE VEO EN REVELACIÓN. Tonada esquinazo.
  6. EL CHUICO Y LA DAMAJUANA. Chapecao de desafío.
  7. DICEN QUE LA MAR ES GRANDE. Cueca tradicional.
  8. EL CENTINELA. Cueca tradicional.

Integrantes: Helia Fuentes, Silvia Urbina, Gabriela Yáñez, Nancy Báez, Mariela Ferreira, Clemente Izurieta, Juan Collao, Jaime Rojas, Rolando Alarcón y Víctor Jara. 

AY DE MI QUE HE DE VIVIR. Canción del salón santiaguino de la época colonial. Pertenece al grupo de canciones románticas y sentimentales, que cantaban los jóvenes enamorados que animaban los "saraos" y tertulias en las localidades urbanas. Esta recopilación se debe al Conjunto Cuncumén.

EL CUANDO. Danza de la época colonial. Pasó desde Argentina, pero indudablemente su origen es netamente europeo. La presente versión corresponde a la recopilación de Australia Acuña, y señala el marcado acento criollo tanto en la estructura musical como en el texto.

‘TABA LA PEQUENA UN DIA. Pequén. Esta danza imitativa del ave del mismo nombre, que habita en la zona central, fue recogida por Violeta Parra en la provincia de Ñuble. Existen otras versiones de esta danza, pero quizás sea ésta una de las más nobles y puras, por la simpleza de su contenido tanto musical como coreográfico.

VIDE VOLAR UN PALOMO. Canto a lo divino. En la tradicional ceremonia del "velorio del angelito", los poetas populares cantan décimas a lo divino, para despedir al niño muerto. Con un dramatismo profundo, hablan por boca del niño, quien se despide de sus padres, hermanos y abuelos, para rogar en la gloria por ellos. Este canto a lo divino fue tomado por el conjunto de labios de una cantora popular de Cocharcas, provincia de Ñuble, y su ritmo "acuecado" lo hace contrastar directamente con los versos divinos que generalmente se escuchan.

DEL MIRATE Y NO MIRARTE. De lo más profundo de las raíces campesinas, Violeta Parra extrajo esta tonada, que es un claro ejemplo de la belleza de la poesía y forma musical que ofrecen las canciones de los campesinos pobres. Con un sentimiento profundo, una mujer enamorada, pulsa en la guitarra su desengaño.

LA SIRILLA. Danza de Chiloé. Una de las danzas mas antiguas es la sirilla, descendiente directa de la seguidilla española. Aún se la baila en la gran isla, y su ágil ritmo en la guitarra suele ser acompañado por percusión de tambor. Su paso arrastrado y a veces golpeadito persiste a través de toda la danza, con una intención viva de fiesta. Recogida por Violeta Parra en Chiloé.

LAS CUATRO ESQUINAS. Cueca en guitarra transpuesta, recogida por Margot Loyola. El conjunto la presenta aquí en el estilo que fue tocada primitivamente.

EL COLCHON. Refalosa recogida por Margot Loyola. Esta danza se bailó tanto en el salón como en la fonda, con un ritmo ágil y liviano, para perderse más tarde con el pasar del tiempo. La refalosa sólo se la baila actualmente en algunas apartadas regiones.

SUPIERA QUE TU ME AMABAS. Sombrerito. Danza que nació en los salones elegantes, pasando también al pueblo, quien la hizo suya. Es común en casi todos los países americanos, y representa una insinuación amorosa en torno a un par de sombreros. Fue recogida por Margot Loyola.

PRETENDO DE HACER UN RAMO. Chapecao. Chapecar significa trenzar. Danza que puede ser bailada en distintas formas. Generalmente es una apuesta entre hombres, no dejando de intervenir también las mujeres. La versión musical de este chapecao fue recogida por el conjunto en la provincia de Concepción.

YO SIENTO Y NOS SE LO SIENTO. Tonada recogida por el conjunto en Bulnes, con un rasgueo "punteadito" a la usanza campesina.

LA TEJENDERA. Sajuria. Esta danza de la Patria Nueva, llegada junto a las tropas del Ejercito Libertador, tomo en Chile un matiz más criollo. Esta sajuria, o sajuriana, fue recogida por Margot Loyola, y en su coreografía muestra, luego de un hermoso juego de pañuelos e insinuaciones, un brioso zapateo, rematado por un grito.

TE VEO EN REVELACIÓN. Tonada esquinazo. Estos temas, como su nombre lo indica, eran cantados en las esquinas, teniendo una dedicación de saludo o amoroso para determinada persona.

EL CHUICO Y LA DAMAJUANA. Chapecao de desafío. Un grupo de huasos se desafían a bailar alrededor de una botella, luciendo habilidad en sus espuelas para no botarla. La música de este chapecao pertenece a Violeta Parra, y la letra a Nicanor Parra.

DICEN QUE LA MAR ES GRANDE Y EL CENTINELA. Cuecas tradicionales. Nuestra danza nacional mas popular está representada aquí por dos hermosas cuecas traídas de lo mas hondo del espíritu campesino. La primera de ellas, de un texto poético sentimental, y la segunda, de una figuración picaresca y liviana, están unidas por ese sabor imborrable que suelen dar las expresiones folklóricas chilenas más puras.

ROLANDO ALARCÓN.

El Folklore de Chile. Volumen VII. Conjunto Cuncumén. EMI Odeón Chilena. LDC-36328. 1961. 33 1/3 RPM. LONG PLAY. Alta Fidelidad. Marca Registrada; Fabricado y Distribuido por Industrias Eléctricas y Musicales Odeón, S. A. – Casilla 186-D – Santiago (Chile)

VOLVER